El éxito de cualquier empresa depende de diversos factores, los cuales van desde las estrategias de marketing utilizadas hasta la gestión de los recursos. Sin embargo, hay un aspecto que es determinante para proyectarse de manera sostenida, y tiene relación con la capacidad de identificar oportunidades de negocio.

Chile es un terreno fértil para la actividad emprendedora: solo durante 2018 se crearon más de 132.000 empresas en suelo nacional (un incremento de casi 12% en comparación con 2017). Sin embargo, crear una compañía es solo el primer paso de muchos para alcanzar el éxito empresarial, y son diversos los obstáculos presentes en el camino.

Atendiendo a lo anterior, y de acuerdo con la Cuarta Encuesta Longitudinal de Empresas -elaborada por el Ministerio de Economía-, el factor que más afecta el crecimiento empresarial es la alta competitividad del mercado (51,6%), algo que impacta considerablemente a la hora de obtener oportunidades de negocio. 

¿Cómo detectar oportunidades de negocio? 

Para que una empresa pueda crecer de manera sostenida, es fundamental saber cómo detectar oportunidades de negocio que permitan a la compañía cumplir con sus compromisos contractuales, invertir y posicionarse como un referente de la industria.

En ese sentido, los siguientes consejos te permitirán identificar nuevas oportunidades de negocio de acuerdo al rubro de tu compañía:

1. Analiza la oferta de la competencia versus la demanda

Una de las mejores formas de identificar nuevas oportunidades de negocio es analizar la oferta de tu competencia y compararla con la demanda del mercado. 

Veamos un ejemplo sumamente básico: imagina que tu empresa realiza mantención de equipos gastronómicos a restaurantes (B2B), al igual que otras tantas compañías que manejan -a grandes rasgos- los mismos procesos y tienen una oferta similar. De ellas, ¿existe alguna que ofrezca la venta de los repuestos? 

Como ves, un simple análisis del comportamiento de la competencia -en comparación con las necesidades del mercado- permite identificar una nueva oportunidad de negocio y tomar la delantera, adquiriendo un importante factor diferencial.

2. Analiza las necesidades de tu público

Conforme pasa el tiempo, las empresas manifiestan nuevas necesidades que tu compañía puede satisfacer. 

Siguiendo el mismo ejemplo anterior, si la empresa pudiese identificar que -hipotéticamente- la mayoría de los restaurantes de la zona central operan con maquinarias obsoletas, sabría que llegar a ellos manifestando los beneficios de una asesoría puede derivar en ventas cruzadas y en la fidelización de los clientes. 

3. Enfoca tus estrategias hacia los reales potenciales consumidores

Además de lo anterior, una buena forma de encontrar nuevas oportunidades de negocio es enfocarte en prospectos cualificados, es decir, verdaderos potenciales clientes para tu empresa. 

En ese sentido, apoyarse en una compañía experta en prospección de clientes es determinante para el crecimiento de la empresa, pues solo así es posible garantizar que las estrategias a realizar se apliquen a un grupo con alta probabilidad de conversión, y no sobre consumidores estándar que -probablemente- ni siquiera están interesados en tu producto/servicio.

Tan importante como lo anterior es saber cómo describir una oportunidad de negocio, pues esto permitirá a una empresa establecer la manera más adecuada de abordarla o presentarse ante potenciales inversionistas con el pitch correcto.

Atendiendo a este último punto, saber cómo describir una oportunidad de negocio requiere de aspectos como:

  • Generar confianza para minimizar la percepción de riesgo.
  • Demuestra que la oportunidad de negocio es rentable, viable y escalable.
  • Realiza un estudio de mercado que permita dar cuenta del nivel de competencia en torno a la nueva oportunidad y la demanda potencial por parte del público.

Saber identificar una nueva oportunidad de negocio es solo el primer paso para obtener los beneficios derivados de ella. Analizar a tu competencia y las necesidades del mercado son solo algunas de las claves para encontrar esa chance que tanto esperabas.